domingo, 12 de octubre de 2008

Influencia de Safo en los versos de Catulo

Leyendo el último artículo de la bitácora Carissima Helmantica, he recordado el paralelismo existente entre una poesía de la gran Safo y otros versos del romano Catulo, al que ya me he referido anteriormente. Considero que los escritos de tan grandes poetas deben tener su lugar en este blog.

A modo de breve introducción, me parece importante realizar un pequeño apunte biográfico acerca de los dos autores protagonistas del artículo.

Safo fue una poetisa griega nacida en la isla de Lesbos en torno al año 600 a.C. (se barajan fechas cercanas al 612 a.C., mas el dato no está completamente claro). De su vida tampoco tenemos completo conocimiento; por medio de sus poemas se ha deducido que enseñó a varias muchachas disciplinas relacionadas con el mundo de la poesía y la escritura, en honor de las cuales escribió varios himnos nupciales.

Mucho se ha escrito acerca de la relación que Safo sostenía con estas jóvenes; en algunos de sus versos se transluce una atracción amorosa que ha llevado a escritores posteriores, como el hedonista Anacreonte, a hablar de inclinaciones homófilas. Hoy en día, de hecho, empleamos el término 'lesbiana' (nótese la relación con la isla de Lesbos, patria de Safo) para referirnos a las mujeres homosexuales. Por otra parte, también aplicamos el adjetivo 'sáfico' a esta clase de amor.

Sin embargo, algunas fuentes señalan que Safo llegó a casarse, e incluso a tener una hija, llamada Cleis. La mayor parte de los historiadores se decantan por la posibilidad de que la poetisa falleciese ya anciana, pero la leyenda alimentada por algunos autores narra que se arrojó desde un acantilado, a causa de un desengaño amoroso. La veracidad de este dato es muy discutida y prácticamente se considera ficticio.


Safo fue la primera poetisa occidental conocida. Sus poemas pertenecen al género lírico en su período inicial (junto a los de otro poeta del que se cree que fue amante o, al menos, amiga: Alceo), pese a que tuvo predecesores. Escribió versos amorosos dirigidos a muchachas, pero también algunos cantos nupciales o un hermosísimo himno en honor de Afrodita. De su producción literaria no conservamos, lamentablemente, más que unos seiscientos versos, aunque no se descarta la posibilidad de que puedan llegar a aparecer más, pues se sabe que ella compuso en su día un considerable número poemas. Conocemos buena parte de estos textos gracias a citas y traducciones tardías, lo que nos perjudica un tanto a la hora de encontrar los versos originales.

En relación a Catulo, no puedo menos que remirtirles a un par de antiguos artículos acerca de él: Catulo, poeta pasado y presente y Poemas de Catulo.

Completada ya la presentación, les dejo los dos poemas de los autores mencionados. En primer lugar coloco el de Safo y, a continuación, el de Catulo. El paralelismo puede apreciarse con claridad.

"Me parece que es igual a los dioses
el hombre que se sienta junto a ti
y desde tan cerca te oye hablar dulcemente
y sonreír de esa manera tan seductora.
Sí, esto aterra mi corazón dentro del pecho,
pues tan pronto te miro un instante,
me es imposible decir una sola palabra,
se me traba la lengua,
un fuego sutil irrumpe bajo mi piel,
nada veo con mis ojos y zumban mis oídos,
me cae a raudales el sudor y todo mi cuerpo tiembla,
me vuelvo más verde que la hierba, desfallezco
y me parece que poco me falta para morir" [Safo].

"Que es igual a los dioses me parece aquel
(y que supera a los dioses, si es lícito)
que sentado frente a ti, sin cesar
observa y escucha como ríes con dulzor;
lo que me arrebata los sentidos, mísero:
Lesbia, en cuanto te veo, ya no me queda
ni un hilo de voz, la lengua se me torna torpe,
y a manar comienza una llama bajo mis miembros;
me zumban los oídos
y una noche doble cubre mis ojos.
El ocio, Catulo, te es muy molesto;
en el ocio te exaltas e impacientas.
El ocio ya perdió antes muchos reyes
y ciudades felices" [carmen LI, Catulo].

Una pequeña nota: No hay mucha bibliografía acerca de Safo en castellano, pero no me resisto a recomendarles el libro "La novela de Safo", de Alexander Krislov. Es una novela 'histórica' (pongo el vocablo 'histórica' entre comillas puesto que el autor incluye abundantes anacronismos y reinterpreta la figura de Safo a su manera independizándose un tanto de lo que se considera la realidad histórica; por ejemplo, Krislov obvia por completo el matrimonio de Safo y presenta un desenlace en el que ésta se suicida tras ser rechazada por una joven poetisa) en la cual se narra la vida de la poetisa, inciendo constatemente en los sentimientos y emociones de la escritora (Alexander nos presenta a una Safo muy humana y, al mismo tiempo, casi divina) y en su faceta de creadora y amante de la poesía, intercalando fragmentos de la obra de Safo a medida que avanza la narración.

(I) Safo escucha recitar al poeta Alceo en un cuadro de Lawrence Alma-Tadema.

8 comentarios:

El llano Galvín dijo...

Hola M@riel!
Vaya sorpresa el descubrir tus blogs, son francamente interesantes.
La figura de Safo se ha rodeado de un aura de misterio inexplicable, quizá por ser una de las pocas poetisas clásicas conocidas por todos, pero desde luego sus versos sí son de gran calidad. Yo he podido leer sus poemas reunidos en el libro "Los dados de Eros" de Aurora Luque y quizá mi favorito es aquel que dice:
Llegaste, hiciste bien -te buscaba con ansia-
refrescaste mi pecho que ardía de deseo.
Enhorabuena!!! Te seguiré visitando, un saludo!!!

M@riel dijo...

¡Hola!
Safo ha cautivado y todavía cautiva nuestra mente y nuestros sentidos. También yo he leído la antología "Los dados de Eros" porque, desgraciadamente, hay pocos libros en castellano que presenten la obra conservada de Safo (sin embargo, hay una antología de Grijalbo del noventa y pico la mar de interesante, aunque sospecho que ahora resulta imposible de encontrar). Me alegro de que te hayan gustado los blogs; el tuyo me ha encantado. Yo también seguiré visitándote. Saludos.

Rocío dijo...

Me ha encantado la entrada. Te agradezco la recomendación de la novela. No la conocía y la buscaré. "Los dados de Eros" es una maravilla.
Te dejo aquí otro tesoro; la edición es también de Aurora Luque: "Safo. Poemas y testimonios", de la editorial Acantilado y ¡es bilingüe!
Besos

M@riel dijo...

Hola, Rocío:
Espero que te guste la novela; yo la he leído este verano y lo cierto es que he pasado un buen rato. Gracias por tu recomendación; haré lo posible por encontrar la edición que mencionas. Un abrazo.

Xose dijo...

A mí me encanta la manera en que García Gual traduce a Safo... Está en su Antología de la lírica Griega Arcaica, publicada en Alianza. La historia del suicidio de Safo era ya legendaria, y luego fue reelaborada incluso por autores como Fenelon en Las Aventuras de Telémaco y sobre todo en El viaje del joven Anacarsis, del abate Barthélemy...

M@riel dijo...

Hola, Xosé:

Conozco la traducción; es una de las que he cogido en la biblioteca en una mayor número de ocasiones. Alianza Editorial tiene buenas publicacionesen materia de clásicas, aunque yo prefiero las traducciones y ediciones de Gredos. Un saludo.

Mixha dijo...

hola navegando te hallé, estoy esc ribiendo un artículo y buscando sobre Safo, encontré tu blog muy bueno realmente, lo visitaré seguido, un beso

M@riel dijo...

Hola, Mixha:

Agradezco tu visita y espero que el artículo te haya sido de utilidad.

Un beso también para ti (tu blog está genial, me alegro de haberlo descubierto).