jueves, 29 de enero de 2009

La verdad sobre la muerte de Marco Antonio y Cleopatra

Y nosotros que creíamos que había sido un suicidio... Antes de colgar el vídeo, me gustaría llamar la atención sobre un detalle: la fecha de la muerte de Marco Antonio y Cleopatra que da la "presentadora" no es correcta...

4 comentarios:

Irene Adler dijo...

xDDDD Como me reído
Saludos : )

Isabel Romana dijo...

Como he tenido el pc al borde de la muerte, ahora me tocará reinstalármelo todo, así que, querida amiga, tendré que venir más adelante para reirme un poco, porque de momento no consigo ver el vídeo. Besitos sonrientes como anticipo.

luisina dijo...

Tengo etendido que existen varios mitos misterios en relacion a la vida de Cleopatra,de por si una vida fuera de lo comun. Dias pasados en un documental en HBO por tv hacian referencia a sus costumbres y forma de vida, y me sorprendio sobremanera un comentario de un historiador que cuando se hablaba de sus baños con leche de cabras y otras extravagancias en materia de fragancias y escensias en realidad tambien eran de esperma de esclavos a los que obligaba eyacular arriba suyo y luego eran asesinados, dicho esto sin ninguna connotacion, solo como trascendido sobre su personalidad.
Me pregunto si puede ser real, es sabido que los esclavos en las civilizaciones antiguas tenian una existencia dificil y eran castigados por sus amos. Pero una atrocidad de esa indole me sorprende mucho y dudo de su veracidad. Claro que si observamos los juegos que se brindaban en el coliseo Romano, con ingesta de cristianos por parte de fieras y leones, en ese contexto pudiera tener alguna logica.

Lo queria comentar contigo, saludos.

Muy linda tu bitacora.

M@riel dijo...

Hola, Irene:

El vídeo no es para menos jaja... Saludos.

Hola, Isabel:

Regresa cuando quieres y el moribundo ordenador te lo permita... Un beso.

Hola, Luisina:

Como ha sucedido con muchos otros personajes de la historia antigua -por ejemplo, emperadores romanos como Calígula o Nerón- es muy probable que bastantes de las extravagantes acciones que se les atribullen no estén del todo fundada; al menos, no podemos asegurar que eso sucediese. Un saludo.