martes, 13 de octubre de 2009

Las ruinas del Coliseo en el Prado

Visitando el Museo del Prado hace unos días, no pude evitar fijarme en esta excelente obra de un gran pintor francés, Hubert Robert. Recuerdo esta pintura en una sala no demasiado amplia, entre dos interesantes cuadros de tema mitológico en torno a los amores de Zeus. Creo que se trata de una de esas imágenes que no se borran de la retina, uno de esas pinturas que pasan a formar parte de la colección de arte que cada cual lleva en el corazón.

Robert se sintió fascinado desde su juventud por el Mundo Clásico, y el recuerdo que de éste pervivía. De hecho, se le considera como el gran introductor de la pintura de ruinas en Francia. En muchos de sus cuadros, refleja esta pasión por el mundo antiguo, así como también por algunas obras arquitectónicas de su época.

La obra en cuestión que hoy les presento refleja el Coliseo, mas no en su momento de esplendor, como estamos acostumbrados a verlo en representaciones, sino en la época en que fue objeto de expolios, reutilizándose parte del material de construcción del mismo. Algo que, preciso es mencionarlo, sucedió con muchos otros grandes monumentos.

1 comentario:

Isabel Romana dijo...

Precioso cuadro, sobrecogedor. Muchos artistas sabian (y saben) otorgar a las ruinas un aire de melancolia extraordinario, que te llega muy hondo. En cuanto al expolio, el del Coliseo se detuvo porque un Papa decidio consagrarlo, de lo contrario no hubiera quedado nada de el. Besos.