miércoles, 11 de noviembre de 2009

Murena

Al hilo de mi reciente artículo en mi blog de literatura acerca de un interesante cómic japonés, me dispongo a hacer una referencia al mundo del cómic en este blog. La intención es clara. Por un lado, evidentemente lúdica. ¿Quién no disfruta con la lectura de un buen cómic? Más cuando se trata de una buena mezcla de literatura, historia y dibujo. La segunda intención, quizá un tanto más oculta pero al mismo tiempo evidente, tiene relación con el mundo de lo educativo. Aunque evidentemente una obra como un cómic no es un libro de historia, ni pretende serlo, sí puede resultar de utilidad para ponernos en contexto, conocer cuatro nombres importantes y, lo que es más importante, despertar en los lectores el deseo de aprender más, de contrastar, de investigar, de averiguar, de apurar hasta el fondo la dulce copa del saber.


Murena es un proyecto llevado a cabo por el autor francés Jean Dufaux (guionista del cómic), al que posiblemente ya hayan visto en las librerías con otros títulos, y por el genial Philippe Delaby (dibujante), igualmente célebre por su maestría con los lapices. Inacabado por el momento -tendremos que esperar unos cuantos años para ver Murena terminado- cubre el período que sigue a la muerte de Claudio, así como el gobierno de Nerón con todos sus enrevesados acontecimientos y, suponemos, el final de este emperador. ¿Se referirá también al convulso período entre Nerón y Vespasiano? El tiempo dirá.

Aunque el cómic se ambienta en un determinado período histórico bastante bien documentado en lo que a edificios y situación se refiere, no narra como resulta evidente los acontecimientos de frío modo. Los a veces complejos personajes viven sus particulares historias, que se entrecruzan en una magna historia, tan imponente como la misma Roma que con agudo guión y bello dibujo se retrata.

Algunos ficticios, otros con evidente base histórica, los personajes resultan cuanto menos interesantes desde el punto de vista argumental. Tenemos a un Claudio de profundo transfondo humao frente a un Nerón complejo y bastante asimilado a lo que la cultura popular dice acerca de él, con un Británico 'bueno' y anodino. Destaquemos a una fascinante Agripina la Menor, tanto por su lado más oscuro como por su aura cautivadora, y a una maquinadora Popea que se revela como toda una mujer de armas tomar. Añadamos un protagonista que pasa a través de las páginas sin mayor pena ni gloria y otros personajes que nos recuerdan a otras obras literarias. El Petronio de Dufaux parece hacerse eco de aquel que todos recordamos tras haber leído, más que visto, Quo Vadis?. Dicen que los clásicos nunca mueren.


Ágil, ameno, de rápido ritmo en que se entremezcla la ficción y la historicidad, el uso ajustado de las fuentes y el total olvido de ellas. Murena resulta en cierto modo más interesante desde la pura perspectiva del cómic que desde una más rigurosa en lo que a historia se refiere. Y, aún así, resulta una publicación interesante en lo relacionado con ella. Además, los dibujos, en un plano puramente artístico, son sublimes, con un gusto excelso por el detalle y la precisión. No es difícil perderse durante largo tiempo contemplando una viñeta, admirando el capitel de la columna del fondo de ésta, perfectamente reflejado.

Murena se estructura por lo de ahora en dos ciclos, el primero de los cuales ya ha sido completamente publicado en España. Me refiero al Ciclo de la Madre, seguido del llamado Ciclio de la Esposa. Es inevitable no pensar en Agripina y Popea al leer sendos títulos y recordar lo leído en los distintos cómics. A continuación, una breve referencia a los títulos publicados en España, adecuadamente clasificados:

Ciclo de la Madre (Cycle de la Mère)
El púrpura y el oro
Arena y sangre
La mejor de las madres
Los que van a morir...

Ciclo de la esposa (Cycle de l'Epouse)
La diosa negra
La muerte de las bestias

(I) Imagen de la portada del primer tomo.
(II) Una interesante y trabajada viñeta.

5 comentarios:

Ana Trigo dijo...

Pues tiene una pinta estupenda, habrá que estar pendiente. Como bien dices este tipo de lectura puede ser un exelente aliciente para descubrir nuestra propia curiosidad y despertar nuestro interés en seguir aprendiendo. Como siempre, un placer leerte. Un besito!

Isabel Romana dijo...

Interesantísimo, mari@l. Como que lo voy a comprar por navidades... Un abrazo.

Xose Antonio López Silva dijo...

Desde luego que sí, M@riel. He disfrutado mucho de su lectura. Lo compré junto con otro que te recomiendo: "Edad del Bronce" de Eric Shanower, en Azaka Ediciones. Un beso

Carlos Cesar Alvarez dijo...

Un cómic de la mayor calidad. Lo vengo comprando desde el primer número y es muy recomendable.

Saludos (llevaba ya tiempo sin comentar aquí)

M@riel dijo...

Hola, Ana!
Muchísimas gracias por la visita. Realmente son unas geniales lecturas. Un abrazo.

Hola Isabel:
Disfrútalo. Y, como ya comenté en tu blog, felicidades por la novela. Abrazos.

Hola, Carlos:
Yo me sumé un poco más tarde, pero ahora desde luego no pierdo los nuevos tomos que salgan. Saludos.

Hola, Xosé:
Me suena bastante el que mencionas... La próxima vez que vaya por librería especializada lo miraré. Un abrazo.