viernes, 27 de febrero de 2009

La verdad sobre el asesinato de Julio César

Si ya resultaban curiosas las revelaciones sobre la muerte de Marco Antonio y Cleopatra, no menos rocambolesco es el framento del programa La hora de José Mota dedicado al asesinato de Cayo Julio César.

miércoles, 25 de febrero de 2009

Historia de Roma en vídeo

Les dejo un brevísimo y ameno repaso a los primeros ochocientos años de la historia de la Ciudad Eterna.

domingo, 15 de febrero de 2009

Las Lupercales

Tal día como hoy, quince de febrero, se celebraba en la antigua Roma una fiesta con gran importancia social y religiosa, que hunde sus raíces en la más arcaica tradición y cultura romana. Se trata de las Lupercales, que en latín reciben el nombre de Lupercalia.

Las Lupercales se localizaban en zonas emblemáticas desde el punto de vista de la tradición y lo sagrado: higuera Ruminalis (según la leyenda, sus raíces habían detenid el cesto donde Rómulo y Remo se encontraban y que se deslizaba por el río) o la Gruta del Lupercal (donde, según la leyenda, Rómulo y Remo, fundadores míticos de la ciudad de Roma, habían sido amamantados por una loba). De hecho, el término "Lupercal" deriva del latín "lupus", lobo (en femenino, "lupa", término con connotaciones negativas por emplearse también para designar a las prostitutas).


En fechas previas a la celebración de las Lupercalia se elegía a varios ciudadanos de familias ilustres, en general muchachos que rondaban la llegada a la edad adulta. Como en muchas otras civilizaciones y culturas, el rito pudo tener que ver, al menos los inicios, con esta cercanía o paso a la edad adulta. Estos recibían el nombre de lupercos (en latín luperci).

El día consagrado a la celebración de esta importante festividad, se sacrificaba un perro y una cabra, con cuya sangre se manchaba la frente de los lupercos y se pronunciaban una serie de palabras, acompañados de la realización de gestos rituales. Posteriormente, rasgaban las pieles de estos animales en varias tiras (las februa) y descendían la colina en la que se hallaban (es decir, el Palatino) prácticamente con el cuerpo al descubierto y azotando a todo aquel con el que se cruzaban, especialmente a las mujeres, pues se creía que recibir los latigazos propinados con aquellas tiras de cuero propiciaba la fertilidad. Este mito encontraba su origen en una profecía de la época de Rómulo y Remo.

Esta fiesta sería cristianizada posteriormente, como sucedió con muchas otras del calendario romano.

(I) Imagen de la Loba Capitolina.

domingo, 8 de febrero de 2009

Espartaco y Anxo Quintana

Para el que no vea la casi imposible relación entre los dos personajes que menciono en el título de la entrad, me gustaría realizar la aclaración pertinente, así como la justificación de que el señor Anxo Quintana, político gallego del BNG (Bloque Nacionalista Gallego) aparezca en un blog de cultura clásica. Resulta sencillo. El otro día, leyendo la prensa digital, me he encontrado con un enlace al vídeo que les dejo a continuación, y que forma parte de la campaña electoral de este partido. ¿Y por qué en un blog sobre Roma? Debido a que el spot ha sido claramente inspirado por una de las más célebres escenas del "cine de romanos", perteneciente a la película Espartaco (1960).

Veamos primero la escena de Espartaco (no la he encontrado en castellano, pero espero que en inglés no presente serias dificultades).



Y, a continuación, el spot de la campaña política:



Evidentemente, no es mi intención hacer apología ni publicidad de ningún movimiento político, sino mostrar la no poco curiosa similitud -evidentemente buscada- entre ambas escenas. Lo que sí me gustaría poner en duda es lo adecuado o no del spot y su semejanza con la escena de la película para formar parte de la campaña política del BNG, pero, como suele suceder, opiniones diversas no faltarán.