lunes, 4 de enero de 2010

Un día en la antigua Roma

No soy especialmente adepta a los libros de historia con impresionante campaña de publicidad que anuncia a bombo y platillo las virtudes de su amenidad y su especial adecuación a toda clase de lectores. Estos intentos de convertir un período antiguo en algo divertido para un determinado tipo de lector suelen tener distintas pegas, como el exceso anecdótico y la carencia en cuanto a descripción y ambientación real del momento, la estereotipación de conceptos, la frivolización de otros y, en definitiva, una serie de rasgos que convierten una obra pretendidamente didáctica y amena en un texto con fragmentos cuestionables y positiva función igualmente cuestionable.

Un día en la antigua Roma, sin embargo, es un interesante libro que recientemente pude localizar -las navideñas compras, ya ven- y que aglutina una serie de rasgos típicos -no siempre tópicos- de la cultura antigua omnipresente en este blog, tratados sin ceder al mito, con seriedad y objetividad, mas también una pretendida intención de convertir el texto en un escrito ameno. Aprender divirtiéndose, aprender en medio de curiosidades y, lo que es más importante, ser capaz de respirar aunque tan sólo sea una millonésima parte del ambiente que debía respirarse en una antigua ciudad romana. Estamos, por tanto, ante una obra que, sin grandísimas ambiciones, cumple su función por tres frentes diferenciados: el rigor histórico, la intención lúdica y la correcta ambientación.

Se estructura en una serie de capítulos identificados con los distintos momentos del día, narrando en ellos lo que un romano -ocasionales distinciones entre clases sociales y momentos- haría en ellos, desde el trabajo hasta el ocio. Evidentemente, no se hace un recorrido completo por el contexto sociocultural desde el siglo octavo antes de Cristo hacia el siglo quinto después de Cristo, sino que se toma como referencia el año 115, cúspide y al mismo tiempo decadencia del Alto Imperio.


Interesante tanto para quienes se han sumergido en los escritos acerca de la antigua Roma como para quienes nunca han decidido interesarse verdaderamente por dicha cultura, dicho libro resulta una lectura agradable para el momento en que se goce de un cierto tiempo libre y se desee disfrutar imaginando cómo habría sido, en efecto, un día en la antigua Roma.

Título: Un día en la antigua Roma
Autor: Alberto Ángela
Editorial: La esfera de los libros
Colección: Historia Divulgativa
Número de páginas: 384
Precio aproximado: 22 euros

Nota final: Presten atención a las imágenes de la portada si tienen ocasión de ver el libro en alguna tienda; son unas recreaciones infográficas muy interesantes.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

El mundo antiguo y en especial la civilizacion Romana me parece increible, o cuanto menos fascinante, tan rica y cargada de matices, contrastes, que hacen a esta civilizacion unica...
Una consulta,has escrito por casualidad algun ensayo o posteo sobre el circo y el teatro en el mundo Romano?, y Si lo has creado me gustaria leer tambien sobre la practica o formas de esclavitud que practicaban los Romanos en el mundo antiguo?.

Soy nuevo lector,tu espacio es muy bueno! una vez comente un posteo sobre cine aqui, realmente me agrada mucho la forma en que escribes y la informacion y buen gusto con que cuentas para llevar adelante tu blog!.
Saludos.

Francesc Sánchez (Cicero) dijo...

Interesante reseña del libro; no lo conocía pero si tu nos lo recomiendas mañana mismo me lo compraré: Ya sabes que me gusta "sentir y vivir" como un antiguo romano.
Y espero que los "reyes" te traigan mucha felicidad.
Un beso.

Isabel Romana dijo...

Buen consejo, m@riel. Espero que el año haya empezado muy bien para tí. Un abrazo.

Francesc Sánchez (Cicero) dijo...

El libro recomendado es muy ameno e instructivo. He colgado tu reseña del blog en el grupo de faceebok de ARRAONA ROMANA.
Gràcias por el consejo.
Un beso.